Mientras el abuelo duerme la nieta le come el pollón

0 views
0%

Este abuelo, a pesar de tener 80 años, sigue teniendo un buen estado físico y sobre todo, un gran pollón, que no pasa desapercibido por nadie en el barrio ni por mucho menos por su nieta, que se aprovecha cuando duerme plácidamente para hacerle mamadas y todo lo que se le pase por la cabezita de 18 años que tiene…