Mi hermana me pidió sexo anal por primera vez

Con 18 años, nunca había probado una experiencia tan grata como el sexo anal. Mi hermana pequeña, que confía plenamente en mí, ha decidido que sea yo quien le ayude en la incursión de esta nueva experiencia sexual. El placer de que le sea arrebatada la virginidad de su precioso culito no podía caer en manos de un desconosido.

Espero que mi propia hermana también quiera copiar este modelo de gestión anal que emplea esta chica, yo por mi, encantado me dejaría.

Categorías: 18 años, Colegialas, Hermanas
Añadido: 26/05/2020

|

Visto: 524 veces