El abuelo de mi amiga tiene una gran polla

De siempre había escuchado en el barrio que el abuelo de Sara, mi mejor amiga, tenía una de las pollas más grandes del pueblo. La verdad, nunca pensé que terminaría haciendo lo que hice, pero la curiosidad pudo conmigo… no me pude resistir más a la tentación de ver que ocultaba ese señor mayor debajo de sus pantalones…

El asombro mío fue mayúsculo cuando se desnudó y efectivamente, ocultaba una gran polla que no dudé en llevarme a la boca, ponerla lo más dura posible y cabalgarla toda la tarde.


Añadido: 16/03/2020

|

Visto: 163 veces