Mi primo Marco y yo no podemos seguir escondi√©ndonos… relato er√≥tico

La mayor√≠a de nosotros cree que tuve los primeros acercamientos sexuales con mi propio primo y tienen raz√≥n… os cuento mi relato er√≥tico para todos ustedes, ya que, no fui una excepci√≥n teniendo una relaci√≥n completa con otro chico y tambi√©n aprobada por mi madre, pero con mi primo Marco fue especial… Marco y Veneto, y a√ļn hoy un chico apuesto, ahora un adulto como yo, desde que √©ramos muy j√≥venes hemos frecuentado mucho, tener a nuestros padres una excelente relaci√≥n, as√≠ como una excelente amistad, nos permiti√≥ estar en contacto durante mucho tiempo. generalmente los ni√Īos de esa edad lo hacen, 12/13 a√Īos. Nuestras primeras experiencias sexuales, las experimentamos juntas, nos encantaba masturbarnos e intentar penetrar en la ducha en casa despu√©s de regresar de la playa, nos besamos durante minutos en la ducha caliente y nos abrazamos en largos y apasionados abrazos desnudos.
Para nuestros padres, mi madre en particular era algo antinatural que deb√≠a evitarse. Aunque intentamos hacer todo en secreto, nos atraparon puntualmente por completo. Cuando fui a su casa todo sali√≥ bien, ustedes durmieron juntos, e hicimos el amor sin ning√ļn problema, encerrados en su habitaci√≥n, pero cuando ten√≠a que venir a dormir conmigo, casi siempre terminamos atrapados en el hecho. de mi madre, que segu√≠a tratando de mantenernos separados. Pasaron los a√Īos y no vi mucho a mi primo, pero record√© los buenos momentos que pas√© con √©l cuando era adolescente, y la idea siempre me hizo masturbarme mucho. Pronto me convert√≠ en Trav y luego en Trans m√°s tarde, y llev√© una vida oculta, que al final tambi√©n le revel√© a mi madre. Mam√° me acept√≥ con esfuerzo por lo que era, pero por el bien de sus hijos, esto y mucho m√°s se hace. Volv√≠ con mi primo Marco, porque se mudaba a Mil√°n por un per√≠odo de estudio, y esto podr√≠a haber sido un buen reclamo para volver a vernos despu√©s de tantos a√Īos separados. En ese momento, viv√≠a solo con mi madre, mi padre hab√≠a estado muerto durante a√Īos, y me qued√© con mi madre, que ya no estaba en forma y era tan joven como ella, siempre tratando de alejarme de los problemas en los que me cazaba con mi Troiaggine.
Entr√© en contacto con mi primo a trav√©s de Skype, lo que nos permiti√≥ vernos y hablar, a veces por computadora. Hablamos durante horas incluso durante la noche, nos contamos muchas cosas en muchos a√Īos de ausencia, y al descubrir que me hab√≠a convertido en una mujer, el primo parec√≠a muy feliz, ya que √©l tambi√©n me confi√≥ que hab√≠a intentado experiencias homosexuales con otros amigos con quienes Comparti√≥ un estudio en el hogar. Eventualmente acordamos con el permiso de mi madre, que √©l ser√≠a nuestro invitado al menos hasta que terminara sus estudios. Ten√≠amos espacio en nuestra casa, y habr√≠a sido una compa√Ī√≠a extra para m√≠ y mam√°. Obviamente, mi madre no sab√≠a que Marco, mientras tanto, hab√≠a tenido experiencias como la m√≠a, aunque de otras maneras, cre√≠a que tenerlo en casa tal vez podr√≠a frenar la mierda a la que la somet√≠ todos los d√≠as santos.
El d√≠a de la llegada de mi primo, ya no estaba en la piel, y obviamente tuve que pelear con mi madre, mientras me bronceaba para darle la bienvenida. Mi madre quer√≠a que me cubriera al menos y estaba m√°s presentable, hac√≠a calor, era casi verano, hab√≠a optado por la ropa interior, es decir, usar solo la ropa interior para ser admirada en todo mi esplendor. Mam√° sab√≠a que le hab√≠a dicho a mi primo que yo era Trav, y de mis experiencias con los hombres, le hab√≠a informado que hab√≠a revelado todo, pero aun as√≠, mam√° tuvo que quejarse. Sin embargo, como siempre, la convenc√≠ de que lo hab√≠a ganado, cuando lleg√≥ mi primo, me encontr√©, por lo tanto, con un bonito atuendo negro que inclu√≠a medias de red negras con tirantes, cu√Īas altas en los pies rojos decorados, tanga que poco o nada nada se escondi√≥
Tan pronto como el primo cruz√≥ la puerta principal, con una gran sonrisa, despu√©s de besar y abrazar a mam√°, me mir√≥ bien, encantado por tal gracia, como √©l mismo me defini√≥. Nos abrazamos fuertemente, no quer√≠a alejarme de √©l tan f√°cilmente, pero mam√° nos dividi√≥ diciendo que era mejor refrescarse un poco, ya que estaba cansado y sudado por el largo viaje. pero yo era un torbellino de emoci√≥n, y joder, ya estaba en contacto, hecho real en el pobre perizomino. Mi madre lo vio y me recomend√≥ que fuera bueno y que no lo dejara hacer las figuras habituales. Le asegur√© que el primito estaba m√°s seguro aqu√≠ que en cualquier otro lado. mientras mi madre terminaba de arreglar los platos en la cocina, y acomodaba la mesa en la sala de estar, fui al ba√Īo, donde el primo sin camisa,
Estaba tan emocionado que ni siquiera las palabras salieron de mi boca: “Pens√© mucho en ti en estos a√Īos, ya sabes …” Me las arregl√© para decir al final, √©l respondi√≥ en un tono: “Eres hermosa y te extra√Ī√© demasiado”. Al ver que ten√≠a la polla casi completamente fuera de la correa, con una mano estir√°ndola hacia m√≠, la sac√≥, tom√°ndola en su mano, al tocarla no me contuve, y cruj√≠, “lo siento querido” tartamude√© con la cabeza gacha, mientras √©l se ri√≥, llevando su mano llena de mi esperma a su boca, lami√≥ y la pas√≥ para lamerlo a su vez con √©l, en la palma de su mano, nuestros labios inevitablemente se tocaron, gracias a la esperma, y ‚Äč‚Äčnos besamos . Mi semen en nuestros labios nos mantuvo pegados. Fue fant√°stico, te lo aseguro, fue como si hubiera encontrado un amor perdido durante demasiado tiempo.
Nos separamos con dificultad, solo porque sentimos la llegada de mi madre, quien, como nosotros, nos vigilaba constantemente como un gendarma, de lo contrario creo que habr√≠amos permanecido abrazados durante mucho tiempo, a pesar del calor. Una vez refrescado, Marco se sent√≥ con nosotros en la sala de estar, y hablamos durante horas sobre lo que hab√≠a hecho todo este tiempo, sin mencionar sus experiencias sexuales. Aunque cuando se le pregunt√≥ si hab√≠a encontrado una novia, me mir√≥ sonriendo y respondi√≥ con una broma que solo nosotros dos afortunadamente entendimos: “en cierto modo, t√≠a, tengo un amor que hab√≠a perdido durante a√Īos, y eso Hace poco encontr√© … “, dijo.
Afortunadamente, la universidad a la que tuvo que asistir se lo llev√≥ por un corto tiempo, y luego se dirigi√≥ hacia el verano y, por lo tanto, para los cursos de los que habl√≥ en septiembre. Tuvimos todo el verano para pasar juntos. Ya era de noche y era hora de irse a dormir. Colocamos a mi primo en la sala de estar, donde un c√≥modo sof√° cama podr√≠a acomodarlo f√°cilmente. Sin embargo, compart√≠ el metrimoniale let√≥n con mi madre, en la habitaci√≥n, dado que la casa era un apartamento de dos habitaciones pero muy espacioso. Esper√© impaciente a que mam√° se durmiera para intentar levantarse y gatear hacia la sala de estar con mi primo. Madre extra√Īamente esa noche, luch√≥ no un poco para conciliar el sue√Īo, tal vez gracias al calor sofocante que estaba haciendo, o no s√© qu√©, pero se durmi√≥ bastante tarde, as√≠ que tuve que esperar mucho tiempo antes de que pudiera levantarme en silencio.
Tuve √©xito, estaba despierto esper√°ndome, cerramos la puerta y nos sentamos en el sof√° cama que nos acomodaba c√≥modamente, finalmente volvimos a abrazarnos con fuerza y ‚Äč‚Äčbesarnos, todav√≠a con la ropa interior puesta, √©l completamente desnudo, nos masturbamos, mientras Nos besamos apasionadamente, mientras acariciaba su largo cabello y me besaba. Nos tocamos en busca de nuestros sexos. En ese momento, probamos un sesenta y nueve, √©l debajo y yo por encima de √©l, fant√°stico, maravilloso para finalmente poder saborear su hermosa polla ahora desarrollada despu√©s de siglos. √©l chup√≥ el m√≠o, yo chup√© el suyo con una pasi√≥n poco com√ļn.
Quer√≠a que me penetrara para tenerlo todo dentro de m√≠, quer√≠a sentir su hermoso polo dentro de todo, hasta las bolas, hasta el alma. Me coloqu√© acostada sobre mi est√≥mago, con mis piernas anchas, √©l se puso encima de m√≠, con mis brazos estirados, su hermosa polla dura directamente entre mis nalgas sudorosas y suaves, pero antes de que pudiera empujarla dentro de m√≠, aqu√≠ est√° el hecho. la puerta se abri√≥, la luz se encendi√≥ y mi madre en la puerta nos atrap√≥. Fue mi primo quien intent√≥ explicarse primero: “T√≠a … mira, te debemos una explicaci√≥n …” Trat√© de tartamudear algo, pero sin saber si empeorar las cosas o no, permanec√≠ en silencio, era mejor hablar Marco, tal vez √©l ten√≠a un descendiente m√°s convincente que la m√≠a sobre mi madre. De hecho, Marco le pidi√≥ a mam√° que entrara a la sala de estar, se sentara y escuchara su explicaci√≥n.
Le dijo a mam√°, que nos hab√≠amos amado desde que √©ramos j√≥venes, y que este acercamiento repentino hab√≠a reavivado la llama, finalmente le pidi√≥ a mi madre que entendiera y tratara de complacernos. Mam√° por su parte, ahora estaba acostumbrada a todo lo que le dejaba pasar con extra√Īos, y dejarme amar a un primo, al final podr√≠a ser una buena situaci√≥n. Luego luch√≥ por entenderse y luego dijo: “Si tus padres lo supieran …” pero no dir√≠amos nada, hice eco, gui√Ī√°ndole un ojo al primo. Era tarde, pero ahora ninguno de nosotros ten√≠a m√°s ganas de dormir en ese momento. La curiosa madre pregunt√≥ qu√© √≠bamos a hacer y qu√© hab√≠amos hecho mientras estaba en la habitaci√≥n.
Una pregunta demasiado, incluso para mi madre, al final una dama modesta como ella, no pod√≠a preguntarnos ciertas cosas. Pero mi primo, recogi√≥ el bal√≥n y lo presion√≥: “Si realmente queremos que veas, d√≥nde hab√≠amos llegado Zia”. Me tom√≥, me abraz√≥ y me bes√≥ en la boca frente a mam√°. Tem√≠a que tal vez hubiera hecho un poco de calor, y tal vez mam√° lo hubiera resentido, pero para mi sorpresa, no solo no protest√≥ por nuestro beso, sino que dej√≥ escapar una “escena realmente rom√°ntica”. No pod√≠a creer lo que escuchaba, e incluso Marco no lo cre√≠a. Decidimos continuar siempre que mam√° nos permitir√≠a, por supuesto. Por su parte, ella hab√≠a cambiado completamente su actitud, desde la prohibici√≥n absoluta, hab√≠a pasado a “hacerlo con facilidad, te ayudar√© y te mirar√©”.
Para mostrarme todo su amor, el primo decidi√≥ proponer nuevamente el sesenta y nueve frente a su t√≠a, as√≠ que volvimos a estar uno encima del otro y chupamos la polla frente a mi madre, que ahora parec√≠a casi feliz con la situaci√≥n. ¬ŅY pensar que durante a√Īos ella misma siempre nos hab√≠a impedido, con la excusa de que eran cosas contra la naturaleza, e inmorales, y ahora? ¬ŅQu√© le hab√≠a pasado a ella? Sea como fuere, nos metimos con el sesenta y nueve frente a t√≠a Mar√≠a (mi madre, de hecho), y finalmente lleg√≥ el momento m√°s esperado, el de la penetraci√≥n que hab√≠amos interrumpido precisamente por su repentina llegada. Est√°bamos luchando para movernos, nos vimos obligados a inculcar un sof√° cama adecuado para una persona, era la misma madre, para proponer ir a donde estar√≠amos mucho m√°s c√≥modos.
Otra sorpresa de la noche, ¬Ņy qui√©n lo esperaba? Marco y yo nos miramos con asombro, y sin esperar un segundo m√°s, nos tiramos a la habitaci√≥n, seguidos de mi madre, por supuesto. Una vez m√°s c√≥modos y espaciosos, retomamos donde lo dejamos cuando lleg√≥. Me acost√© sobre su est√≥mago con las piernas separadas, su primo sobre m√≠, los brazos extendidos, con su polla erecta directamente en mis nalgas blancas y suaves, mir√© a mi madre, que nos sonri√≥ feliz, la ricambiammo tanto la sonrisa y susurr√≥ un “Gracias” con los labios apretados. el primo todav√≠a estaba teniendo dificultades para penetrarme, vi√©ndonos en dificultades, mam√° decidi√≥ hacer lo m√°s l√≥gico posible, que una madre har√≠a por su √ļnico hijo o hija como me ve√≠a ahora.
Entonces se acerc√≥ a nosotros, tambi√©n subi√≥ al Let√≥n con las s√°banas sueltas, coloc√≥ sus peque√Īas y tiernas manos en mis nalgas y me las extendi√≥. Incluso Marco le dio las gracias a su manera, “Gracias t√≠a”, dijo, bes√°ndola en la mejilla, “le debo mucho”, concluy√≥. Entonces mam√° hizo su broma habitual: “No puedo mantener su culo abierto toda la noche, dec√≠dete”. El primo sonri√≥, finalmente decidi√≥, empuj√≥ tan ‘su capilla turbia dentro de mi peque√Īo agujero abierto por las gentiles manos de mi madre, y finalmente penetr√©. Su hermosa polla se hundi√≥ lentamente pero a medio camino dentro de m√≠, que con los ojos cerrados, dej√© escapar un suspiro largo pero fuerte. Antes de dar el √ļltimo golpe, Marco me hizo girar la cabeza y me bes√≥ en la boca, exclamando que estaba realmente delicioso en esa posici√≥n. Luego empuj√≥ a√ļn m√°s profundo, tambi√©n metiendo las bolas en mi trasero. Mientras tanto, mi madre hab√≠a quitado sus peque√Īas manos y nos dej√≥ a nuestro deber. Marco inmediatamente comenz√≥ a hacer flexiones sobre m√≠, empuj√°ndome hacia arriba y hacia abajo, hacia adentro y hacia afuera, cada vez m√°s r√°pido, haci√©ndome gemir de placer, mientras mis ojos volv√≠an a abrirse, eran un poco para √©l, un poco para mam√°. Mir√© un poco a uno, un poco al otro, sonriendo alegremente y con el coraz√≥n palpitando en mi pecho.
Suspir√© cuando el primo me rompi√≥ el culo con su hermosa polla, respondi√≥ metiendo su lengua en mi boca, mientras miraba a mi madre que miraba todo, a la suave luz de la l√°mpara de la cama. En un momento, la prima todav√≠a le pidi√≥ ayuda a mi madre: “T√≠a por favor … ..” mientras me dejaba sacar mi polla de mi culo ahora bien extendido y extendido, me hizo acostarme de costado, por detr√°s me mantuvo una pierna levantada , y con la ayuda de mam√° llamada por Marco para ayudarlo a mantener la pierna levantada, √©l me penetr√≥ nuevamente, abraz√°ndome y apret√°ndome con sus fuertes brazos. Vi el cielo y las estrellas todos juntos en ese momento.
El ni√Īo descubri√≥ que era una maravilla, no me atrev√≠ a imaginar d√≥nde hab√≠a aprendido a hacerlo tan bien o con qui√©n. Me imagin√© que hab√≠a hecho mucho por otros compa√Īeros, toda la experiencia que le hab√≠a dado un empuj√≥n extra, era un toro salvaje y nunca perdi√≥ la oportunidad de mostrarme su amor, bes√°ndome constantemente. Despu√©s de algunos golpes, el primo quer√≠a cambiar de posici√≥n nuevamente, parec√≠a querer mostrarme lo que hab√≠a aprendido en todos esos a√Īos, y estaba feliz de ser un conejillo de Indias para sus demostraciones sexuales.
Se puso de espaldas con las piernas bien juntas, con la cabeza apoyada en la almohada donde dorm√≠a la madre, que miraba sin pesta√Īear, le tir√©, ten√≠a una hermosa polla recta, y sedermici iglesias, aventura un poco complicado, dado el calor que hac√≠a, y no estaba exactamente estable, me acababan de abrir desde atr√°s, y estaba luchando por ponerme de pie, con la ayuda de Mami, una vez m√°s, logr√© subirme encima de √©l con las piernas dobladas y mientras mam√° me ayud√≥, abraz√°ndome abri√≥ las nalgas, se agach√≥ suavemente con el trasero en su subasta hermosa y recta, hasta que me met√≠ de nuevo en un ‘Ciak’, ba√Īado en el sudor y el l√≠quido que estaba produciendo mi trasero. Mam√° dej√≥ mis gl√ļteos justo a tiempo, mientras que el primo tom√≥ mis manos sosteni√©ndolas contra las suyas. y comenc√© a saltar de arriba a abajo sobre su polla, todav√≠a produciendo ese continuo ‘Cik Ciak’ de sus bolas, que se hundi√≥ y golpe√≥ mis nalgas sudorosas. Ech√© la cabeza hacia atr√°s y cerr√© los ojos, y comenc√© a disfrutar jadeando y gimiendo con cada empuj√≥n, el largo cabello pegado en mi sudorosa espalda, mientras que ahora, abriendo los ojos, volv√≠ la cabeza en direcci√≥n a mi madre, sonre√≠ una vez. m√°s feliz, ella me devolvi√≥ la gran sonrisa, incluso envi√°ndome un beso con su peque√Īa mano, que correspond√≠ sobre la marcha.
El primo continu√≥ ocupado, rompi√©ndome el culo ya hermoso y estirado por su hermosa polla. Al final, √©l tambi√©n se rindi√≥ al calor y al cansancio, viniendo dentro de m√≠ y llenando mi trasero con c√°lido semen con un gemido. Casi gritando, dijo: “Te dejar√© embarazada …” Llegu√© casi al mismo tiempo ensuciando su pecho con mi esperma. en ese momento, entendi√≥ la situaci√≥n, mam√° corri√≥ a buscar los pa√Īuelos y el agua fresca para regenerarse. Marco y yo nos quedamos unos minutos totalmente en propiedades, as√≠ que ‘sin movernos, incluso con su polla dura dentro de m√≠. Me inclin√© hacia √©l bes√°ndolo en la boca, para susurrarle que hab√≠a sido fant√°stico, maravilloso, y que lo amaba mucho. Mam√° para suavizar la atm√≥sfera, dado lo que Marco acababa de decir, o m√°s bien grit√≥: Sali√≥ ‘con uno de sus chistes que ahora sab√≠a de memoria: “Si oyes que nace mujer, llama a Christy”, nos dijo para que probaramos ridendosela. mi primo y yo nos miramos el uno al otro y nos echamos a re√≠r, luego agreg√≥, respondiendo a mam√°: “T√≠a, si es hombre, lo llamamos Marco”.
Finalmente nos levantamos a los dos, mientras tamponavo el culo con la boca abierta de esperma que corr√≠a por mis piernas desde atr√°s, con el pa√Īuelo empapado con agua tomada de mam√°, vi que su primo todav√≠a ten√≠a la hermosa polla dura, y me pregunt√© por qu√© no comenzar Ceder. Lo detuve mientras se levantaba del let√≥n para ir al ba√Īo a lavarse y refrescarse, mam√° me pregunt√≥ si a√ļn no estaba satisfecha, la mir√© sin hablar y, manteniendo la vista en ella, agarr√© la polla del primo y me la puse todo en la boca tirando de √©l un tonto. ni siquiera el momento de bombearlo, que el chico se vaci√≥ por segunda vez, esta vez llenando mi garganta con semen tibio, que tuve dificultad para tragar sin dejar que saliera de mis labios apretados sobre su vara dura.
Mam√° se sorprendi√≥ de lo mucho que gan√≥ su primo, de hecho, el ni√Īo produjo una gran cantidad de esperma, en silencio, ambos me vieron cumplir con mi deber como Troya, y lentamente tragaron toda su semilla, y luego limpiaron su capilla con la lengua. . en ese momento le hice el chiste esta vez a mi madre: “¬ŅNacer√°n gemelos ahora?” Marco se ech√≥ a re√≠r, mam√° mir√≥ hacia el cielo y finalmente su polla realmente comenz√≥ a ceder. Era una noche hist√≥rica, ya dorm√≠amos hacia el amanecer, mam√° se sacrific√≥ y nos dej√≥ juntos en la cama doble, mientras se dirig√≠a a la sala de estar en el sof√° cama de Marco. Desde entonces, durante todo el tiempo que mi primo permaneci√≥ en Mil√°n, hicimos el amor muchas veces d√≠a y noche frente a mi madre, sin m√°s verg√ľenza ni problemas. nuestra relaci√≥n dur√≥ nueve meses justo el momento de un embarazo. Volvi√≥ a V√©neto, pero con la promesa de volver a verte muy pronto.


Categorías: Relatos Porno
A√Īadido: 14/05/2020

|

Visto: 997 veces