Enseñando a la cheerleader como se las gastan los maduritos

Iba a mi despacho tan tranquilo, en la planta 5 de un bloque de pisos y de repente aparece mi sobrina pequeña, vestida de cheerleader, diciéndome que la llevase rápido a oficina que se estaba meando con muchas ganas. Yo la llevé, pero me estaba tendiendo una trampa… ella quería follarme y sabía que yo no me podría resistir. Aquí verás el momento que conseguí grabar, eso sí, le dejo una corrida interna que no olvidará jamás. Tras este creampie ella sabrá como se las gastan los maduritos.


Añadido: 29/03/2020

|

Visto: 51 veces